Cultura, Historia

Mata hari; curiosidades e infografía

Mata Hari, algo más que una mujer

Nunca ninguna mujer ha despertado tanta curiosidad y misterio como lo es la figura de Mata Hari. Impostora para muchos, espía poco convencional para otros, su extravagancia jamás pasó desapercibida, en especial en los militares del viejo continente.

El 7 de agosto de 1876 nació en Leeuwarden (Países Bajos) Margaretha Geertruida Zelle en el seno de una familia disfuncional. Su padre, Adam Zelle, era un humilde sombrerero con aires de grandeza. Apodado El Barón por semejantes delirios, no dudó en enviar a su hija a uno de los colegios más caros del lugar, pues su esposa falleció repentinamente debido a las continuas disputas matrimoniales.

mata-hari-a

Margaretha pronto pudo comprobar que su personalidad y exótica belleza le traerían problemas, pues a la tierna edad de 15 años ya tenía fama de seductora. Una pesadilla para ella, ya que el director del colegio, Wibrandus Haanstra, le acosaba y obligaba a realizar cualquier cosa con tal de conseguir algo de influencia.

La isla de Java como salvación

Pronto cambiaría la vida de la joven. A los 18 años, cansada del marcaje de un tío suyo, respondió a la oferta de matrimonio de un capitán holandés, Rudolph McLeod, de 39 años. Tras un fogoso encuentro, la pareja finalmente se casó y pusieron rumbo a la isla de Java, donde Rudolph fue nombrado comandante.

Instalados en aquella colonia holandesa con el vástago de ambos, Margaretha pronto se hechizó de los bailes locales que forjarían la leyenda de Mata Hari (ojo del día en malayo). En esa hermosa isla nacería también su hija Louise.

El placer soñado pronto se tornó, otra vez, en un infierno. Su hijo Norman falleció en extrañas circunstancias y su marido le maltrataba constantemente. Esto propició que huyese a Francia, dejando atrás a su querida Louise.

Bailarina y espía

Instalada en la capital francesa, la astuta Mata Hari comenzó a crear una biografía difusa y alejada sobre sus habilidades en el arte de la danza. Poco importó, pues el 18 de marzo de 1905 conquistó el corazón de los galos en una actuación para la historia.

Gracias a sus bailes sensuales y provocativos hasta el éxtasis pudo granjearse la amistad y el corazón de ricos y poderosos debido, en gran medida, a su sensualidad y belleza.

En 1914, mientras estallaba la Primera Guerra Mundial, Mata Hari estaba actuando en Alemania y tenía como amante, por aquel entonces, a un jefe de policía berlinés que más tarde pasó a ser cónsul de Ámsterdam en Alemania y el mandamás de la agencia de espionaje de su país.

Este hecho marcaría la vida de esta mujer tan fascinante, pues, debido a ello, le empezaron a llover ofertas de numerosos países para que actuase como espía.

Tras una negociación que se prolongó demasiado, al final Margaretha aceptó espiar y conseguir información a la milicia francesa, a cambio de una generosa cantidad económica. Desde entonces, en los círculos más secretos, a Mata Hari se le conoció como H-21.

Su vida tan azarosa y llena de amantes hizo que nuestra protagonista no pudiese realizar bien su trabajo de agente doble, ya que Francia no le perdonó jamás que trabajara para los germanos y se acostara con los militares de media Europa a cambio de jugosos datos.

El 13 de febrero de 1917 fue detenida en Paris tras sus numerosos deslices. Desesperada ante semejante situación, empezó a escribir cartas de manera febril a sus contactos cercanos para intentar dar carpetazo a este hecho, argumentando que todo lo que realizó fue para conseguir la paz.

Poco pudo hacer Mata Hari, ya que el tribunal galo le acusó de traidora, y fue condenada a muerte sin ninguna prueba de peso. El 15 de octubre de 1917, Margaretha murió fusilada, vestida como para una gran gala y, con ella, se fue una parte fascinante de la historia.

Mata Hari en infografía

Hemos visto esta infografía de Mata Hari realizada por Kico Vidal. Nos parece muy interesante. Te dejamos con ella!

infografia-matahari-b

 

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *